Rompiendo las 10 reglas de la moda

¿Alguna vez te has dado la vuelta y has empujado contra una multitud?

¿Eres un hombre que va a contracorriente?

De eso se trata el artículo de hoy: de diez reglas de estilo poco convencionales para el hombre que se atreve a ser diferente.

Rompiendo los fundamentos

En la lista de hoy, te voy a decir que rompas las reglas más fundamentales. Sige leyendo para averiguar por qué y cómo esto puede funcionar para ti.

Nº1 Cometer errores de estilo

¿Qué es lo que separa a los maestros de estilo de sus estudiantes? Pues, que estos saben exactamente lo que funciona para ellos. Y esto sólo puedes averiguarlo aprendiendo lo que no funciona para ti.

Encontrar tu estilo es como practicar tiro al blanco. Aprendes a dar en el blanco a través de cometer errores.

Si usas ropa segura y neutra todo el tiempo, nunca desarrollarás ningún estilo. Cuanto más experimentes, más errores cometerás y más cosas encontrarás que te harán lucir y sentir bien. Esto es matemática simple. Es necesario practicar.

Cuando te atreves a cometer errores de estilo, demuestras que eres un arriesgado que no depende de la aprobación de los demás (quien no recordará a Messi por ello), en lugar de un hombre que tiene miedo de salir de su zona de comodidad. ¿Quieres evitar verte mal o quiere verte tan bien como puedas?

Nº2 Huye del sastre hasta encontrarte

Este es un consejo de los que crean polémica. No quiero decir que el sastre sea un problema, simplemente, el sabe como hacerlo y tu no.

Simplemente se trata de tomar tus propias decisiones.

Habrás notado que algunas marcas te quedan mejor que otras. Si eres un hombre de contextura normal, habrá marcas que se ajusten a tu tipo de cuerpo casi como si fueran hechas a medida para ti. Además, complementarán su contextura y enfatizarán sus mejores características.

Así que en vez de ir al sastre (aunque sabemos que sería un acierto), usa un espejo y práctica tu estilo para hacer tu propia linea.

Probablemente encontrarás pantalones de una marca que te queden bien, camisas de otra y tal vez chaquetas de una tercera. No encontrarás tus marcas de la noche a la mañana. Pero cuando lo hagas, ve a por ellas

No vale usar esto como excusa para gastar menos en estilo. En su lugar, usa el dinero que ahorres en ajustes, y gástate eso en los otros dos pilares (calidad y funcionalidad). Elige las telas de mayor calidad y amplía tu vestuario principal para incluir algo para cada ocasión.

Nº3 Viste de blanco cuando te apetezca

La regla de no vestirse de blanco después trabajo es una creencia anticuada de esnobismo social que ya casi nadie sigue al pie de la letra.

A principios del siglo XX, la ropa blanca era un lujo caro. Vestirse de blanco significaba que podías permitirte arruinarlo. Entonces la depresión terminó, y de repente mucha más gente pudo darse el lujo de vestirse así.

Sintiendo que esto había arruinado su exclusivo club de ropa blanca, la élite inventó una nueva regla: nada de blancos después del trabajo. Si no conocías la regla, todo el mundo sabría que eres “nuevo rico” y que no perteneces al club.

Incluso hoy en día, todavía se ve menos blanco en las tiendas en el otoño y el invierno. Por supuesto, eso es en parte práctico – el blanco y el barro no se mezclan bien. Pero no hay necesidad de evitar a los blancos religiosamente después del trabajo. Póntelo cuando quieras.

Nº4 Usa mangas largas en clima cálido

Las mangas largas son geniales. Literalmente. Las mangas cortas pueden dejarte con una dolorosa quemadura solar, e incluso si tu piel es demasiado oscura para quemarse, sentirás más calor con los brazos desnudos que con una camisa ligera y de manga larga.

Las camisas de manga larga son más inteligentes. Te separarán de la mayoría de los hombres, que se vuelven descuidados con en el calor.

Si eres más grande, las mangas cortas te hacen ver flácido. Si eres delgado, te hacen ver flaco. Las mangas largas enrolladas le dan la apariencia de hombros más anchos y bíceps más grandes.

Asegúrate de elegir una camisa ligera en una tela como lino o algodón con un tejido abierto y un color claro que refleje el calor.

Nº5 Usa un polo de manga corta debajo de una chaqueta

La razón de usar mangas largas debajo de una chaqueta es que el puño de la camisa debe extenderse más allá del puño de la chaqueta. Así que si usa mangas cortas, la falta reveladora de puños significa que todo el mundo lo sabrá.

Definitivamente NO recomendaría usar tu polo más flácido y barato con una chaqueta de traje en una ocasión inteligente. Pero siempre y cuando elijas un polo en un tejido de buena calidad para que se cubra bien y el cuello no pierda su forma, estarás bien.

Un polo de manga corta va muy bien con una chaqueta deportiva, chinos, y tal vez algunos mocasines.

Nº6 Usa maquinillas de afeitar eléctricas y desechables

Normalmente recomiendo afeitarte con una navaja de afeitar de metal , como hacía tu abuelo. Es una habilidad masculina que ofrece una mejor afeitada, te ahorra dinero y convierte una tarea aburrida en un ritual masculino que te hace sentir bien.

Sin embargo, eso no significa que nunca debes dejar que las máquinas de afeitar eléctricas o desechables vuelvan a oscurecer tu puerta. Si estás en un hotel de primera y llamas al servicio de habitaciones porque te olvidaste tu navaja de afeitar, te enviarán una desechable. Es conveniente y apropiado.

¿Viajas a menudo? Manten un montón de maquinillas de afeitar desechables en tu coche. Habrá muchas veces en que te alegrarás de tenerlas.

¿Te encuentras en un apuro a veces? Manten una maquinilla de afeitar eléctrica para un afeitado rápido y tu puntualidad mejorará. Y ser puntual es tan varonil como un afeitado mojado.

Nº7 Vístete por ti mismo

La mayoría de los consejos en este sitio están orientados a crear una impresión en los demás. Pero la ciencia de la cognición vestida nos dice que el efecto que nuestra ropa tiene en nosotros mismos, puede ser el más importante de todos.

Ropa y accesorios que te hacen sentir mejor, te hacen rendir mejor. Un gran reloj como un Rolex te hace ser incluso más puntual. Cuando te vistes de una manera que te hace sentir bien, te sientes como el hombre que conoces y actúas como él también.

Me gusta comparar a los hombres con los diamantes. Los hombres se forman bajo el calor y la presión. Pero nadie va a ver ese diamante brillar a menos que lo saques y lo pulas.

Así que no te vistas para ocultar o falsificar quién eres. Vístete para revelar lo mejor de ti mismo, para sentir orgullo de ti mismo y para poner tu mejor pie cada día.

Nº8 Mezcla ropa formal e informal

Mientras conozcas las reglas, puedes romperlas.

La clave para mezclar piezas formales e informales es acercarlas en formalidad.

Por ejemplo, si va a usar vaqueros con chaqueta de traje o corbata, tus vaqueros deben ser oscuros y estar bien ajustados, sin signos de angustia, lo más parecido a los “vaqueros formales”.

Lo ideal es que tu corbata sea de punto, lo más parecido a una “corbata casual”.

Y la chaqueta del traje debe ser azul marino, azul, gris, o un patrón pequeño, especialmente de tweed, NO a rayas, NO negro. Son demasiado inteligentes y formales.

Si quieres llevar una camiseta con blazer, elige una bien ajustada, 100% algodón, camiseta lisa en blanco o de color neutro.

Para usar un suéter con una camisa de vestir, elija una camisa de vestir menos formal como el chambray y un suéter ligero – de nuevo, bien ajustado en lugar de holgado.

La otra manera de acercar los objetos en formalidad es usarlos con algo intermedio. Por ejemplo, los vaqueros y los zapatos de vestir pueden ir acompañados de una camisa con botones en lugar de una camiseta o una camisa de vestir.

Nº9 Crear un uniforme

Las personas más influyentes usan uniforme ¿Quieres ser más como ellos? Intenta crear tu propio uniforme.

Elegir ropa similar para usar todos los días simplifica tu vida, te da control y proyecta un mensaje consistente. (Por ejemplo, el cuello de polo, los vaqueros y los zapatos de Steve Jobs dieron el mensaje de que era un tipo normal, no un “traje”).

Además de ahorrarle tiempo y dinero, tener un uniforme evita que pierda energía mental en las decisiones o sobrecargarse por el desorden , lo que puede disminuir su rendimiento. Es por eso que la mayoría de los hombres exitosos prefieren usar el mismo atuendo diariamente.

Un uniforme que elijas tú mismo también puede ser una insignia de no conformidad, señalando que eres lo suficientemente poderoso y competente como para salirte con la tuya.

Nº10 Sé el hombre mejor vestido

La mayoría de los consejos de estilo están orientados a encajar con los que te rodean, y hay una razón para ello. Es incómodo, incluso aterrador, sobresalir como un pulgar dolorido.

Así que se necesita valor para ser el hombre mejor vestido de la sala. Aquí está la razón por la que deberías hacerlo de todos modos.

Serás visto como un líder potencial. Vestirse por encima de tu puesto hace que sea más fácil para la gente visualizarte en un puesto de mayor responsabilidad. Esto hace que sea más probable que te asciendan.

Inspirarás a otros hombres que deseen tener el coraje de vestirse como tú. Cuando un hombre se viste bien, comienza a dar un paso más y a vivir como su mejor ser, de modo que su efecto positivo en el mundo se extenderá mucho más allá de la ropa.

Ganarás más dinero. Los estudios muestran que los hombres bien vestidos ganan alrededor de 200 mil euros más en toda su vida.

Por supuesto, tampoco afectará tu vida amorosa, y si ya estás casado, parecerás un hombre del que tu esposa puede estar orgullosa y tus hijos pueden admirar.

Y sí, vestirse bien requiere esfuerzo, pero al hacer ese esfuerzo, demuestras a los que te rodean que vale la pena hacer lo mejor en la vida.

Cerrar menú